20 nov. 2012

Historia de la Candileja, leyenda del Huila


Cuenta la tradición oral a través de la historia que en la penumbra de la tarde, en la noche o en el amanecer, se observa una extraña luz formada por tres tizones de madera ardiendo que danzan o se mueven, apareciendo o  desapareciendo en la oscuridad del monte, en los llanos o en las cañadas del valle del rio Magdalena. La leyenda dice: “el hijo de la Candileja al culpársele del fracaso de una cacería, mata a su padre, le extrae el corazón y lo lleva para que su madre para lo sazone y prepare en las brasas; sabedora del drama, la madre, da muerte a su hijo con sus propias manos”. Por esto la candileja ha de ir  con los huesos de sus varones a cuestas por los  montes y valles, por toda la eternidad.

 La Candileja, Mitos y leyendas del Huila


Ni ellos ni ella podrían encontrar nunca el reposo o descanso en paz. Se dice que la candileja perseguía, especialmente,  a altas horas de la noche,   al viajero cuando iba en la cabalgadura para alguna hacienda, se montaba sobre el anca del animal con el fin de asustarlo y  hacerlo desistir de algún inquieto y sexual propósito. Actuaba como la enemiga de los hombres enamorados; y las señoras cuando los esposos eran dueños de un amor extramatrimonial de  carácter concubinario, los amenazaban con la presencia de la candileja en los sitios en donde se realizaba la prueba de la infidelidad.



No hay comentarios: