18 nov. 2012

Historia del Edificio Nacional de Neiva


Historia y fotos “Edificio Nacional” Neiva. El edificio Nacional es un orgullo y un icono emblemático de Neiva y el Huila. Objeto: Fue una gratificación y homenaje a la Ciudad por su participación en el conflicto con el Perú. Construido por orden del Ministro de Obras Públicas, Alfonso Araujo, durante el mandato de Enrique Olaya Herrera, constituye una joya apreciada por los neivanos y admirada por los visitantes.

Palacio Edificio Nacional Neiva
Sitios para visitar en Neiva Huila
Fotos bonitas de Neiva
Reportero gráfico de Martín Borrero Urbanski

“Edificio Nacional” es de refinado estilo mudéjar, o sea, el propio de los moros más o menos cristianizados y vasallos del Rey cristiano. Son vistosos los arcos en forma de herradura con capiteles lujosamente decorados, el minarete o alminar (cúpula), el patio rectángulo al que sólo le hacía falta una fuente de agua para completar el ambiente morisco; y los vitrales que descomponen la luz en bellas tonalidades cromáticas.

Motivó su construcción la necesidad de dotar de sede a los organismos y oficinas del carácter nacional, objetivo que cumplió hasta cuando las oficinas se multiplicaron e hicieron insuficiente el área.

"El Palacio Nacional, es el mejor edificio de Neiva, de estilo oriental con sus fachadas y torres dice Ricardo Olano en cita de Ricardo Mosquera Mesa, en el artículo escrito para la Revista Neiva, con motivo de los 373 años de fundación de la ciudad.

“Edificio Nacional”  de estilo árabe; ubicado en el corazón de Neiva, su construcción data de la tercera década del presente siglo. Allí funcionan las oficinas de la Recaudación de Impuestos Nacionales y Administración Postal Nacional. Es uno de los edificios más pintorescos de la ciudad.

El proyecto del “Edificio Nacional” de Correos y Telégrafos de Neiva fue elaborado por el arquitecto Alberto Wills Ferro, con la asesoría de Pablo de La Cruz, director de la Sección Técnica de la Dirección de Edificios Nacionales, en el año de 1932. En enero de 1933 el ingeniero Luis Buitrago realiza los cálculos estructurales con destino a su construcción, la que debió ser ejecutada de forma inmediata ya que en el año de 1935, don Ricardo Olano, integrante de la Comisión de Cultura Aldeana y Rural, destaca durante su visita al Palacio Nacional como el mejor edificio de Neiva.

Proyectado y construido el “Edificio Nacional” a finales del periodo de la arquitectura nacional conocido como republicano, refleja con claridad la tendencia predominante de adaptar en forma consciente estilos foráneos que permitieran asociar la edificación al poder gubernamental. Con este criterio, el diseñador abandona los cánones neoclásicos en boga y opta por la alternativa que ofrece la arquitectura árabe, dando como resultado un proyecto de características únicas donde predominan los arcos de herradura con capiteles profusamente decorados al estilo nazarí, bandas verticales con estrellas entretejidas a base de cuadrados y mosaicos de loza fina como principales motivos decorativos.

“Edificio Nacional”  consta la edificación de tres cuerpos dispuestos alrededor de un patio central rematado en uno de sus costados por una torre de planta cuadrada con cúpula en concreto revestido y arranque octogonal que le confiere el carácter de arquitectura de prestigio pretendido en el diseño. Las dos plantas y el sótano del inmueble albergaron en un principio la administración de correos, oficinas de telégrafos, apartados postales, encomiendas, etc.

Originalmente la edificación estaba conformada y construida por un cuerpo principal de dos (2) pisos en forma de U, con una torre o punto fijo de escaleras rematado por una cúpula de corte oriental.  Los vanos de arcos escárzanos lobulados están cubiertos con ventanas construidas con mosaicos de vidrios de colores tipo vitra, confeccionados con alto contenido de plomo, elemento que se repite en el punto fijo de las escaleras y en otros vanos de la edificación. El primer piso construido sobre un altozano u atrio al que se accede por medio de una escalera exterior, presenta un corredor o vestíbulo cubierto y adornado por columnas rematadas por arcos lobulados del más puro estilo morisco español.

Las columnas de fustes pequeños ostenta capiteles proporcionalmente grandes adornados con volutas de origen fitológico y enmarcan una zona de atención al público protegida por un zócalo conformado por enchapes de origen granadino, de gran color y especial belleza. El patio interior que rodea y envuelve la torre, está delimitado de la vía por una reja o verja en hierro fundido y colado, dividido por pilastras artísticamente rematadas.

En el transcurso de su historia el monumento del palacio “Edificio Nacional”, ha sido frecuentemente atacado y reformado sin tener en cuenta ningún tipo de consideración por su valor y significado. Esa así como en los años de 1.980, se le añadió un tercer piso o nivel que no corresponde a los espacios inicialmente conformados y modificó las proporciones y alturas originales, e igualmente su gradería fue afectada por una rampa que permitiera el estacionamiento de las motocicletas de los empleados que allí laboran, sobre el corredor de entrada, afectando el acabado de baldosas y enchapes únicos en su género en el País, atentado que solo fue subsanado por la protesta de la prensa y de la ciudadanía en general.
Se debe destacar que, no obstante las dificultades que representaba entonces el aislamiento casi total de Neiva respecto al resto del país, su construcción se llevó a cabo utilizando las más modernas tecnologías constructivas de entonces; citemos como ejemplo aislado el uso del ferro concreto.

El Edificio Nacional de Neiva fue una de las primeras obras de Alberto Wills Ferro para la Dirección de Edificios Nacionales. Está implantado en un lote urbano, manteniendo con su fachada la continuidad del parámetro de la cuadra. Volumétricamente, esta fachada está compuesta por dos grandes elementos: la torre, intencionalmente destinada a convertirse en un hito o punto de referencia en el paisaje urbano y el acceso, ligeramente retrocedido y conformado por una secuencia de arcos. Ambos elementos se articulan por medio de un tramo (de igual tamaño al módulo de los arcos) cerrado con una reja en el primer piso y con balcón y alero en el segundo. La amplia escalinata jerarquiza el acceso- y todo el volumen horizontal- a la vez que acentúa la particularidad del edificio en relación a la continuidad de la cuadra.

Llama la atención el lenguaje "morisco" con que fue resuelto el edificio, nunca fue del agrado de Wills Ferro por su distanciamiento con las formas puras de la modernidad: "un encargo del Ministerio"...Sin embargo, la presencia de este tipo de lenguaje nos permite entender el Eclectismo Estilístico en que se movía la arquitectura de esos años de transición entre las formas republicanas con sus referencias clásicas y la asepsia del Movimiento Moderno.
Observando la planta del edificio, se ve que este toca los muros linderos solamente en un punto, resuelto con la batería de baños: la obra flota en el lote, aislada por un jardín (lado derecho) y por la entrada de vehículos de servicio (lado izquierdo). Este tipo de implantación en el lote anticipa algo que será común en la arquitectura moderna: el edificio aislado de sus medianeras.

Por último, vale la pena señalar el ornamento aplicado como lenguaje en la torre. La idea morisca no presenta dudas en el remate, sin embargo, encima de la ventana larga que acompaña a la escalera, aparecen geometrizaciones que anuncian el ornamento Arte Decó de las futuras obras de Wills Ferro.

Es una versión curiosa de "Arte Morisco-Opita" con un historismo menos justificado en el entorno de Neiva, pero por ello más libre al insertarse en un medio corriente".  Según el historiar Bolívar Sánchez, el edificio fue inaugurado en el año de 1940 bajo el mandato del presidente Eduardo Santos.

En la placa conmemorativa que se encuentra en el vestíbulo de entrada al edificio tiene como texto: EL GOBIERNO DEL PRESIDENTE ENRIQUE OLAYA HERRERA Y SUMINISTRO DE OBRAS PÚBLICAS INICIO Y TERMINO DE ESTE EDIFICIO JULIO DE 1.934".

Fue escenario de la filmación de la película "El Embajador de la India" y pese a su singularidad, es uno de los monumentos más representativos del departamento, lo cual no ha sido óbice para mantenerlo en deplorables condiciones e inclusive en atentar contra su estilo y forma.  Con la resolución 0002 del 12 de marzo de 1982 emanada del Consejo Nacional de Monumentos nacionales propone sea declarado monumento nacional. Declaratoria que no se conoce.

El Arte Mudéjar es una manifestación artística genuina que surge de la  convivencia  de las culturas musulmana, cristiana y judía en los reinos hispánicos. Se caracteriza principalmente por la fusión de elementos árabes y cristianos así como por el uso de materiales económicos: ladrillo, yeso, cerámica y madera.

Palacio Edificio Nacional Neiva
Sitios para visitar en Neiva Huila
Fotos bonitas de Neiva
Reportero gráfico de Cesar Rincon

Palacio Edificio Nacional Neiva
Sitios para visitar en Neiva Huila
Fotos bonitas de Neiva
Reportero gráfico de Martín Borrero Urbanski

Palacio Edificio Nacional Neiva
Sitios para visitar en Neiva Huila
Fotos bonitas de Neiva
Reportero gráfico de Martín Borrero Urbanski

No hay comentarios: