11 feb. 2013

Fundación de Neiva Huila


LA FUNDACIÓN DE LA CIUDAD DE NEIVA

Por: HERNÁN CLAVIJO OCAMPO

La fundación de la ciudad de Neiva no fue un acto con una identidad cronológica exacta como lo usa la historiografía académica.  La fundación fue un proceso de larga duración en el cual el elemento institucional representativo de la existencia de una comunidad política local tomó un siglo en aparecer y como consecuencia de la destitución del gobernador don Diego de Ospina.
PRIMERA IMAGEN DE NEIVA. Grabado del francés RIOU

La fundación de Neiva se inscribe en la lógica geopolítica de las relaciones centro periferia resultante de un ciclo de guerra y de la crisis económica que vivían los españoles y criollos de la Nueva Granada al comenzar el siglo XVII, la cual obligó a extremar la intervención del único sujeto político y militar capaz de enfrentar a los indios del valle de Neiva y del Saldaña, la Corona española, ciertamente que con el apoyo de los cabidos y elites de encomenderos de Santa Fe, Tunja, la Palma, Ibagué y, de otra parte, de la gobernación de Popayán.

Sólo después de la derrota de los Pijaos, el cabildo de Santa Fe y el presidente Borja capitularon con el capitán Diego de Ospina la fundación de un Real de Minas en el Valle del Saldaña y de un pueblo de españoles en el valle de Neiva.  Una vez consumada, la racionalidad económica del fundador lo llevó a invertir su fortuna en el poblamiento y apertura de la navegación entre Neiva y Honda para garantizar la permanencia de la ciudad.  Sin embargo, también la reducción de indios paeces y la apertura de caminos lograron crear las condiciones para el poblamiento de las tierras del distrito de Neiva y el territorio de la antigua ciudad de la Plata.


Sin duda, uno de los más importantes hallazgos de esta investigación y capítulo de la historia de Neiva sea la innovación de la historiografía y, posiblemente, la re- signifi cación del imaginario colectivo de los neivanos que conmemoran el cuarto centenario de existencia de la ciudad, con base en la revelación que el cabildo de la ciudad de 1684 y 1685 hiciera sobre el carácter de plaza de armas de la ciudad por su ubicación en una frontera de guerra y de puerto fl uvial y terrestre de un camino real de importancia estratégica para el comercio colonial, por su localización y función con respecto a Cartagena, Popayán, Quito y Lima, uno de los más importantes circuitos comerciales del mundo hispano colonial, apoyado en industrias como la ganadería y la minería.

Imágenes de la capital del Huila
N E I VA
PLAZA CIVICA LOS LIBERTADORES CENTRO DE NEIVA

Fotos de César A. Rincón González

A nivel social la fundación e historia de la ciudad de Neiva estuvo vinculada a la familia Ospina durante tres generaciones y a los herederos políticos y económicos de esta familia como fue la de los Perdomo, a tal punto que, con acierto, el historiador Silva Vargas, acuñó el término Perdomocracia para referirse a un periodo de la historia política y social de la ciudad de Neiva en el siglo XVIII caracterizado por la hegemonía de esta familia que solo pudo ser relativizado a partir del poder alcanzado por el español don Pablo de Alvira.

Imágenes de la capital del Huila
N E I VA
Fotos de César A. Rincón González

La realidad histórica e historiográfica de finales del siglo XX ha visto reemerger unas dinámicas militares, políticas, socioeconómicas e intelectuales desde la periferia selvática de y hacia la ciudad y provincia de Neiva cuya comprensión pasa por la tarea de hacer colectivamente inteligibles el contexto en el cual se dio la fundación y desarrollo histórico de la ciudad y provincia de Neiva durante la posguerra de los Pijaos y la guerra de los Andaquíes y compararlas con aquellas para comparar estos dos ciclos de conflicto, guerra y violencia. 

Imágenes de la capital del Huila
N E I VA   H O Y 
Fotos de César A. Rincón González

Por ejemplo, los antecedentes y contexto en el cual se produjo la fundación y la conformación de la ciudad y provincia de Neiva permiten establecer ciertas analogías entre la guerra contemporánea del Estado Colombiano y la guerrilla de las FARC en el oriente selvático del país, con el proceso de la Conquista de los siglos XVI y XVII, al igual que entre las lógicas de la economía colonial y los modos de resistencia y aculturación de los indígenas de las provincias de Neiva, Saldaña, Paeces y Andaquíes con los aprendizajes de las lógicas de la diversidad, la tolerancia y la solidaridad que parecen aconsejar el fracaso de los paradigmas del desarrollo capitalista en las culturas de indígenas de la región, incluidas las del sur del Tolima que pertenecieron a la jurisdicción de la provincia de Neiva.

Imágenes de la capital del Huila
N E I VA
Fotos de César A. Rincón González

Los procesos históricos ocurridos en la larga duración en los valles geográficos y étnicos - culturales de Neiva y de Saldaña constituyen entonces un fragmento denso de la historia colonial y republicana de Colombia, cuyo conocimiento e interpretación hacen parte del ingenio de construir un país y una sociedad basada realmente en el respeto a la diversidad y la solidaridad.  La historia de esta región y en general de la sur colombiana que permanecía hasta la década de 1960 en un estado muy incipiente nos resulta hoy paradigmática para el cotejo de las nuevas utopías del desarrollo sostenible y las culturas ancestrales.

Texto tomado de la REVISTA HUILA: Órgano de la Academia Huilense de Historia  Vol. 14 No. 63 Enero - Junio de 2012  Neiva: La Academia 2012


Enlace relacionado:


No hay comentarios: