26 feb. 2017

13 Factores que fortalecen la seguridad en un barrio

La seguridad ciudadana parte del principio fundamental de la unión de los integrantes de un determinado sector. Debemos tener en cuenta estos puntos para dinamizar la seguridad de un barrio:

1.    Conoce a tus vecinos. Aunque no seas la persona más extrovertida, esfuérzate por presentarte frente a tus vecinos. Puede ser tan sencillo como saludarlos cuando pasen por la acera o saludándolos con la mano cuando trabajes en el mantenimiento de tu césped. Desarrollar relaciones con tus vecinos les beneficia a ambas partes para fomentar la confianza y la amistad, con el fin de convertir tu comunidad en un mejor lugar y más seguro para vivir. Las reuniones promovidas por la Junta de Acción Comunal, son lugares excelentes para salir y conocer a tus vecinos.

2.    Participa en una iniciativa de desarrollo comunitario. El desarrollo comunitario es importante para asegurarte de que todos en tu barrio se sientan familiarizados unos con otros y conozcan las metas de la comunidad. Además de la seguridad, el desarrollo comunitario puede ayudarles a los vecinos a construir una amistad y convertir el barrio en un lugar agradable. Las iniciativas de desarrollo comunitario como el “National Night Out”, que se realiza en el mes de agosto en Estados Unidos, son maneras excelentes para que tu comunidad se reúna y para que junto con tus vecinos participen en el orden público de tu localidad.

3.    Fortalecer vínculos con la policía de tu localidad. Es útil que sepas qué iniciativas la policía va a implementar para combatir la delincuencia en tu barrio. Si los miembros de tu comunidad pueden ayudarte a prestar atención y denunciar las actividades potencialmente sospechosas, esto desarrolla una relación entre tu vecindario y la policía. Esas relaciones ayudan a impedir la delincuencia empleando una estrategia fraternal para la seguridad comunitaria.

4.    Pasa tiempo al aire libre. Simplemente ver residentes afuera y activos en sus comunidades es a veces suficiente para alejar a los delincuentes potenciales. Un barrio con calles vacías con residentes poco sociales tendrá el efecto contrario. Trotar o caminar alrededor de tu barrio o parque, leer un libro en el andén o trabajar en tu jardín son ejemplos excelentes de cómo estar presente en tu barrio.

5.    Prioriza el acceso a todos los residentes. No concentres la seguridad comunitaria solo en la reducción de la delincuencia. La seguridad comunitaria es una meta integral que también incluye y prioriza el acceso peatonal a los niños, ancianos y personas discapacitadas. Por ejemplo, el mal estado de los parques, andenes o calles representan un riesgo para la seguridad de los niños que juegan, personas que caminan o usan silla de ruedas. Para la seguridad de todas las personas, es importante que se aborde el problema del mal estado de calles y andenes como parte de la seguridad comunitaria.

6.    Crear sistemas o frentes de vigilancia ciudadana. Un sistema de vigilancia comunitario es un grupo de residentes comunitarios que vigilan de vez en cuando la comunidad, como también hacen recorridos por el barrio con el fin de brindarle seguridad y tranquilidad a sus residentes. Este sistema ayuda a reducir la delincuencia de la comunidad, además de promover un sentido de orgullo y seguridad para los residentes del barrio. Los sistemas de vigilancia comunitario no solo trata  de atrapar a los delincuentes o evitar la delincuencia. Por ejemplo, si el grupo de voluntarios están vigilando el barrio, tal vez vean a un niño o mascota perdida y los ayuden a llegar a casa. Los frentes de vigilancia ciudadana debe trabajar en llave con capacitación de la policía de la comunidad, y para la seguridad comunitaria, las autoridades deben encargarse de las situaciones criminales peligrosas.

7.    Sistemas de  cámaras y alarmas comunitarias preferiblemente por cuadras. No les des a los ladrones la oportunidad de ocultarse o acechar tu casa. Si fuera posible, mantén los arbustos cortados y deja tu antejardín o anden con luz encendida. Querrás que tu casa sea lo menos atractiva posible para los criminales.

8.    Compra en los negocios de tu localidad. Cuando gastas dinero en tu localidad, los negocios del barrio prosperan. Cuando tu comunidad tiene una economía empresarial próspera, hay menos casas y terrenos vacíos, que pueden ser refugios para los delincuentes. Un lugar empresarial próspero también ayuda a promover el sentido de orgullo comunitario. En vez de acudir a una cadena de tiendas o restaurantes, acude a la tienda, panadería, cafetería, almacén etc. de tu localidad y conoce al dueño. No solo aportarás a la economía de tu localidad, sino que fomentarás la seguridad y el sentido de comunidad al conocer a los demás que trabajan en tu barrio.

9.    Asegúrate de que tu comunidad se vea bien conservada. Es difícil enorgullecerte de tu barrio si se ve en decadencia. En la medida de lo posible, esfuérzate por conservar y mejorar la apariencia de tu comunidad. Anima a los residentes a conservar los exteriores de sus casas y jardines. Si fuera posible, crea espacios verdes comunitarios, como parques o jardines, ya que son excelentes para evitar la delincuencia. Una manera excelente de mejorar e invertir en tu comunidad es comenzar un jardín comunitario. Los jardines comunitarios han demostrado mejorar los valores de las propiedades del barrio y desarrollan un sentido de comunidad entre los jardineros participantes. También evitan la delincuencia reduciendo la cantidad de terrenos vacíos abandonados.

10. Habla con las autoridades locales sobre las medidas de seguridad comunitaria. A veces el mantenimiento vecinal va más allá de lo que los residentes pueden hacer por sí mismos. En este punto, es adecuado que involucres a funcionarios de la administración municipal para conversar acerca de cómo implementar medidas de seguridad comunitaria. Por ejemplo, si tu barrio tiene una mala iluminación, es un riesgo para la seguridad en muchos niveles, porque los delincuentes se sienten más seguros de cometer crímenes en la oscuridad, y los residentes que caminan en la noche podrían no ser vistos y podrían lastimarse con los vehículos que pasan por las calles. El municipio tendrá que instalar una mejor iluminación, porque es un proyecto de desarrollo importante que no pueden realizar los residentes por sí solos.

11. Instala temporizadores en tus luces y televisor. Los temporizadores te ayudan a controlar los momentos en los que tus luces y televisor se enciendan y apaguen cuando no estés en casa. Esto da la ilusión de que alguien está en casa y puede ahuyentar a los ladrones potenciales. Muchos temporizadores pueden programarse desde lejos con tu celular e incluso tienen una batería de reserva en caso de que haya un corte de luz.

12. Saca tu nombre o apellidos del exterior de tu casa. Brindar información personal en tu buzón o exterior de tu casa invita a los ladrones a saber quién vive ahí. Para tu seguridad y anonimato, no coloques tu nombre en el exterior de tu casa.

13. Hazles saber a tus vecinos de confianza cuando estarás fuera de la ciudad. Si vigilan tu casa cuando no estás, pídeles que presten atención a cualquier actividad sospechosa. Cuando no estés en casa, dales la autoridad de denunciar cualquier actividad extraña o persona sospechosa ante la policía o grupo de vigilancia vecinal. Si te vas a ir por más de una semana, contrata a una persona del vecindario para que corte tu césped y haga limpieza en el exterior de la casa. Un césped sin podar con publicidad, y facturas acumulados en la puerta principal es una señal reveladora para los delincuentes que indica que nadie está en casa. Convierte en una prioridad el hecho de que tu casa parezca estar habitada para ahuyentar a los posibles delincuentes.


Si la comunidad no se une en torno a la seguridad y los problemas del barrio, de nada valdrán las cámaras o alarmas, lo más importante es denunciar todo delito y acto sospechoso, fortalecer la solidaridad y el sentido de pertenencia por el lugar que habitamos.   

No hay comentarios: